Get 20M+ Full-Text Papers For Less Than $1.50/day. Start a 14-Day Trial for You or Your Team.

Learn More →

Update on Uncertain Etiology of Chronic Kidney Disease in Sri Lanka’s North-Central Dry Zone

Update on Uncertain Etiology of Chronic Kidney Disease in Sri Lanka’s North-Central Dry Zone Artículo de Revisión Actualización sobre enfermedad renal crónica de etiología desconocida en la zona seca norte-central de Sri Lanka Kamani Wanigasuriya y el ultrasonido demostró riñones pequeños. La fibrosis intersticial RESUMEN fue la característica patológica principal en la biopsia renal. Se con- INTRODUCCIÓN Este manuscrito actualiza una revisión previamen- sideró la posibilidad etiológica de toxinas medioambientales sobre te publicada en una revista local en el 2012, sobre una nueva forma un grupo poblacional vulnerable en un área geográfica específica. de enfermedad renal crónica de causa desconocida que ha surgido Se detectaron residuos de pesticidas en orinas de pacientes afec- hace más de dos décadas en la zona seca norte central de Sri Lanka, tados y micotoxinas en alimentos que estaban por debajo de los donde las causas subyacentes parecen ser indeterminadas. La carga límites máximos legales. En regiones endémicas predominó el tipo de la enfermedad es más elevada en esta área, particularmente en de agua bicarbonatada con altas concentraciones de fluoruro. Los la provincia norte central y afecta a una población rural y socialmente niveles significativamente elevados de cadmio en la orina de los desventajada involucrada en el cultivo de arroz. En las últimas déca- pacientes, en comparación con los controles, así como la respuesta das algunos de los estudios se han encaminado a estimar la pre- de la enfermedad relacionada con estos niveles, ha llamado la aten- valencia e identificar factores determinantes de la enfermedad renal ción sobre este elemento como un posible factor contribuyente. La crónica de etiología desconocida. agrupación familiar de los pacientes sugiere un patrón de herencia poligénica, esta asociación es comparable con las que se presentan OBJETIVO Resumir la evidencia disponible sobre la prevalencia, el en las enfermedades de etiología multifactorial. perfil clínico y los factores de riesgo de la enfermedad renal crónica de etiología desconocida. CONCLUSIONES La base de datos disponible sugiere que la enfermedad renal crónica MÉTODOS La búsqueda en PubMed localizó16 manuscritos que de etiología desconocida es una enfermedad medioambiental adqui- se publicaron en revistas arbitradas. De las presentaciones en las rida pero hasta ahora no se han identificado factores causales defi- conferencias científicas nacionales se incluyeron tres resúmenes nitivos. La distribución geográfica y los hallazgos de la investigación arbitrados. sugieren una etiología multifactorial. RESULTADOS La prevalencia de la enfermedad fue de 5.1%–16.9%, PALABRAS CLAVE y fue mayor en los hombres que en las mujeres. Los pacientes en estadios de la enfermedad de ligero a moderado fueron asin- Enfermedad renal crónica, etiología desconocida, prevalencia, perfil clínico, factores de riesgo, comunidades rurales, agricultores de algo- tomáticos o tuvieron síntomas inespecíficos; el sedimento urinario fue claro; la excreción de proteína en orina en 24 horas fue <1 g; dón, enfermedad adquirida medioambiental, Sri Lanka La ERCd afecta a agricultores de arroz de una población rural y INTRODUCCIÓN pobre.[5] Durante las últimas décadas, algunos estudios se han La mortalidad y la morbilidad debida a la enfermedad renal crónica interesado en identificar factores de riesgo y en descubrir su etio- (ERC) se ha elevado por más de dos décadas en la zona seca logía.[1] Todos han incluido la provincia norte central debido a la norte central de Sri Lanka.[1,2] La carga de la enfermedad es más alta prevalencia de ERCd. En el 2008, la OMS, junto al ministro pronunciada en la Provincia Norte Central (PNC) y está también de Salud y Nutrición de Sri Lanka, implementó un programa de presente en menor medida en Uva y en las provincias del noroes- investigación (Equipo de Proyecto de Investigación Nacional de te. En el pasado, esta zona fue un terreno fértil para las enfermeda- ERCd), principalmente para estimar la prevalencia e identificar des infecciosas tales como la malaria y la encefalitis japonesa;[3,4] determinantes.[10] actualmente, la ERC es el principal problema de salud pública de la zona. Se ha debatido si se trata de una entidad nueva en la En esta revisión se resume la evidencia actualizada disponible que no se ha encontrado asociación con factores de riesgo con- sobre la prevalencia de ERCd, el perfil clínico y los factores de vencionales. Se denominó enfermedad renal crónica de etiología riesgo en la zona seca norte-central de Sri Lanka. desconocida (ERCd).Un estudio de emergencia de ERCd basado en estadísticas hospitalarias mensuales, que abarcó desde 1999 MÉTODOS hasta 2004, mostró un incremento del número de pacientes con Se realizó una búsqueda sistemática de literatura en PubMed ERC desde 1980 hasta 2002.[5] La principal causa de fallo renal para identificar todas las publicaciones potencialmente rele- no fue identificada en 82% de pacientes con ERC atendidos en la clínica renal del hospital universitario de la PNC.[6] vantes hasta agosto de 2013. Se emplearon las siguientes palabras clave: enfermedad renal crónica de origen desco- nocido, ERCd, enfermedad renal crónica, enfermedad renal y La PNC se extiende por 10530 km y se subdivide administrativa- provincia norte central de Sri Lanka. Las listas de referencias mente en 30 divisiones. El clima seco prevalece la mayor parte del año, el promedio anual de precipitación es 1000–1500 mm bibliográficas de los trabajos originales y los artículos de revi- durante los dos períodos monzónicos.[7,8] Una extensa red de sión también se revisaron para identificar artículos relaciona- embalses riega los arrozales de esta provincia. La PNC es el dos. La búsqueda localizó 16 manuscritos que se publicaron área principal de cultivo de arroz de dos áreas administrativas, en revistas arbitradas: 11 se revisaron por el autor en el año Anuradhapura y Polonnaruwa, y contribuyen al 19%–23% de la 2012 para una publicación local previa (se tuvo cuidado en producción de arroz total del país.[9] evitar autocitaciones),[1] 5 nuevos artículos se publicaron pos- MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión teriormente[11–15] y 3 resúmenes de presentaciones en con- pacientes con ERCd, que se realizaron en 2011.Otros hallazgos ferencias científicas nacionales.[5,16,17] como inflamación intersticial y atrofia tubular estuvieron pre- sentes en grados variables pero fueron menos frecuentes. Los RESULTADOS autores concluyeron que estos cambios fueron inespecíficos Prevalencia Algunos estudios de base poblacional permiten para un agente etiológico único.[14] estimar la prevalencia de la ERCd. En 2011, Athuraliya encontró 5.1% (95% CI 4.2–5.9, n = 2600) en una población de 20 años Factores de riesgo El estudio de Jayatilake concluyó que el de edad en Medawachchiya, cuando la albuminuria persistente sexo femenino y pacientes de >39 años, incrementaban el ries- se detectó tres veces por tira reactiva y se confirmó a través go de ERCd. Sin embargo cuando se hizo regresión logística de ácido sulfosalicílico, en el que se usó una herramienta de por separado de cada riesgo potencial, solo la ocupación fue pesquizaje.[18] La prevalencia de ERCd fue más elevada en los significativa; los agricultores de chena (vegetales y otros culti- hombres que en las mujeres pero la diferencia no fue significativa vos) incrementaron el odds ratio a 19.5% y los que trabajaban en la regresión logística múltiple. En un estudio de base comuni- en arrozales comparados con los del cultivo de chena) dismi- taria en 2011 en Medawachchiya, Padaviya y Rajanganaya, se nuyeron el odd ratio a 26.8%. Así, los autores reportaron una evaluaron los factores de riesgo para microalbuminuria en 425 historia familiar de ERC en padres o hermanos en 20% de los mujeres y 461 hombres. La prevalencia de la microalbuminuria individuos con ERCd.[11] Nanayakkara identificó la presencia para la muestra total fue de 8.6% en los hombres y de 6.3% en de agrupamiento familiar de los pacientes lo que sugiere un las mujeres.[19]. Para identificar pacientes con ERC, un estudio patrón de herencia poligénico comparable al asociado con otras realizado por el Equipo de Proyecto de Investigación Nacional enfermedades multifactoriales.[13] empleó el índice albúmina-creatinina 30 mg/g en una muestra de orina inicial que se confirmó en una visita repetida. El estu- En un estudio de casos y controles efectuado en el 2007, se aten- dio reportó una prevalencia estandarizada por edades de ERCd dieron 183 pacientes con ERCd en la clínica renal del Hospital más elevada en las mujeres: 16.9% (95% CI = 15.5%–18.3%) Docente de Anuradhapura (hospital universitario principal de la que en los hombres: 12.9% (95% CI = 11.5%–14.4%), pero notó provincia), se compararon con un grupo control del mismo hos- que los estadios más avanzados de ERCd se vieron más en los pital. Los factores de riesgo que se evaluaron como el trabajo hombres (en el estadio 3, en los hombres, 23.2% y en las muje- agrícola (p <0.001), el uso de pesticidas (p <0.001), la ingestión res, 7.4%; en el estadio 4, en los hombres 22% y en las mujeres, de agua potable en casa (p <0.001) y en el campo (p = 0.036), 7.3%; p <0.001).[11] el antecedente familiar de ERC (p = 0.001) y el uso en el pasa- do de medicina tradicional (p <0.001) se asociaron con la ERCd. Perfil clínico La ERCd es una condición progresiva, lenta, que En un análisis de regresión logística multivariada, el antecedente parece comenzar en edades tempranas de la vida pero casi nun- familiar de ERC y el uso de medicina tradicional fueron predicto- ca se detecta hasta los estadios avanzados. En una cohorte de res significativos de ERCd.[19] La mayoría de las preparaciones pacientes de Senevirathna, la proporción de ERCd en estadios tradicionales no están estandarizadas y pueden contener sustan- iniciales fue mayor en el grupo de pacientes jóvenes, mientras cias tales como el ácido aristolóquico, una conocida nefrotoxina. que las proporciones más elevadas de ERCd avanzadas se vie- ron en el grupo de mayor edad.[12] No se encontraron pacien- Wanigasuriya argumentó que dado el amplio uso de las prepara- tes en el estadio 4 de la ERCd (tasa de filtración glomerular de ciones tradicionales en la mayoría del país, es difícil de explicar 15–29 ml/min/1.73 m ) en los grupos más jóvenes (<20 años), por este solo factor la alta prevalencia de ERC en PNC. Por tanto, mientras que casi el 40% de los pacientes en el grupo de edad el uso prologado de sustancias analgésicas se evaluó en un estu- más avanzado (60–69 años) estaban en el estadio 4. La tasa de dio comunitario por los mismos investigadores. Se encontró que mortalidad en el mismo estudio de cohorte de ERCd fue de 5.3 no hay asociación con la ERCd.[19] De acuerdo con la base de por 100 pacientes por año y la hipertensión se identificó como datos publicada recientemente por Jayatilake, 0.4%, de los pacien- el determinante que conllevó a la progresión de la enfermedad. tes con ERCd reportó un uso prolongado de plantas medicinales, Para los pacientes en estadios del 1–4, la hipertensión arterial 1.8% reportó el uso prolongado de aspirina y 0.6% de pacientes autorreportada fue un predictor significativo (p=0.05) de la pro- con ERCd, uso de antinflamatorios no esteroideos.[11] gresión de la enfermedad con una proporción de riesgo de 3.38 determinada por análisis del modelo multivariado proporcional de Atendiendo al perfil clínico de la ERCd y con la intención de Cox.[12] Esto fue mostrado previamente en pacientes con esta- determinar los factores etiológicos, se han considerado las toxi- dios de ligero a moderado de la ERCd, que estaban asintomáti- nas ambientales como causantes de afectación de grupos vulne- cos o tenían síntomas inespecíficos tales como dolor lumbar o rables en áreas geográficas específicas. La exposición a varias disuria.[6] La orina de los pacientes no tenía depósitos activos, la toxinas medioambientales tales como pesticidas, toxinas micro- excreción de proteínas en orina de 24 horas fue <1 g y por ultra- bianas y metales pesados ha sido explorada como causa poten- sonido se observaron riñones de pequeño tamaño.[6] cial de daño renal. Nanayakkara encontró que la excreción de alfa1-microglobuli- Pesticidas En el 2006 se llevó a cabo un estudio transversal por na en orina se elevó en los pacientes con ERCd en estadios Peiris-John para determinar la asociación potencial entre el fallo iniciales en comparación con los controles de primera genera- renal crónico (FRC) y la exposición a bajas concentraciones de ción que residían en la misma comunidad y con los controles pesticidas organofosforados. La acetilcolinesterasa eritrocita- japoneses, lo que indica que el daño tubular renal ocurre en los ria es inhibida por los organofosforados por lo que fue utilizada estadios muy iniciales de ERCd. En un análisis retrospectivo de como marcador de exposición; sus niveles en agricultores que se la histología renal, Wijetunga reportó fibrosis intersticial como expusieron a pesticidas fue significativamente más bajo que en la característica patológica principal en las biopsias renales de los controles que no se expusieron (p <0.05). Entre los pacien- MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión tes con FRC los niveles de acetilcolinesterasa eritrocitaria fueron Chandrajith estudió profundamente las propiedades geoquímicas más bajos en los que se expusieron a pesticidas que en los no del agua. La conductividad eléctrica, la alcalinidad y los niveles expuestos (p <0.05).[20] La evidencias adicionales aportadas por de fluoruro se midieron en muestras de agua potable de áreas Jayatilake en el estudio del equipo del proyecto de investigación endémicas de ERCd (Giradurukotte, Nikawewa, Medawachchi- nacional en ERCd, apuntan a la participación de la exposición a ya y Padaviya) y de áreas no endémicas (Wellawaya).[27] Las pesticidas nefrotóxicos[11] Los residuos de pesticidas se detec- muestras de agua también se tomaron de Huruluwewa, un pobla- taron en orina en individuos con ERCd (n = 57). La frecuencia de do no endémico en la PNC, donde se obtiene el agua potable la detección de 2,4-D, 3,5,6-tricloropiridinol, p-nitrofenol, 1-naftol, de manantiales naturales. La media del contenido de fluoruro 2-naftol, glifosato, y AMPA fue de 33%, 70%, 58%, 100%, 100%, en áreas endémicas de ERCd de Girandurukottee, Nikawewa, 65% y 28% respectivamente. Las concentraciones de isopropoxi- Medawachchiya y Padawiya fue de 0.66, 1.21, 1.03 y 0.62 mg/L fenol, de 2,4,5-triclorfenol y pentaclorfenol, en orina estaban por respectivamente. En Huruluwewa y Wellawaya, la media del debajo de los límites detectados.[11] contenido de fluoruro fue 1.42 y 1.05 mg/L respectivamente. El contenido de fluoruro de agua potable tanto en áreas endémi- Toxinas microbianas La ocratoxina A es una toxina fúngica con cas como no endémicas fue 0.6 mg/L, por encima de los niveles propiedades nefrotóxicas y carcinogénicas que aparece de for- recomendados por la OMS. El tipo de agua bicarbonatada pre- ma natural. Es producida fundamentalmente por una especie de dominó en áreas endémicas de ERCd mientras que el tipo de aspergilus en climas tropicales y está presente como contami- agua anión Na-K no dominante es común en áreas no endémi- nante en muchos alimentos.[21] Los niveles de ocratoxina A se cas. Estas observaciones llevaron a Chandrajith a proponer que probaron en 98 muestras de alimentos de dos tipos principales las propiedades citotóxicas de fluoruro podrían ser realzadas por de cereales (maíz y arroz) y cinco tipos de legumbres que se una elevación del índice Ca2+–Na+ en agua potable.[28] cultivaron y consumieron por residentes de la PNC.[22] Los resul- tados indicaron que la ocratoxina A fue un contaminante natural Metales pesados Bandara reportó elevadas concentraciones de de cereales y legumbres que se cultivaron en estas áreas pero metales pesados —tales como cadmio, hierro y plomo— en cinco se detectaron niveles por debajo de los límites legales recomen- embalses en áreas endémicas de ERCd.[29] Los niveles de cad- dados por las autoridades de seguridad de alimentos europeas mio en agua que se reportaron (0.03–0.06 mg/L) fueron más ele- (5 μg/kg en granos de cereales crudos, que incluye el arroz).[23] vados que los niveles máximos contaminantes de 0.005 mg/L o Sin embargo, el estudio de Desalegn realizado en el 2011, en la 5 ppb que recomendó USEPA.[30] Sin embargo, estos hallazgos PNC demostró tasas elevadas de ocratoxinas en orina de pacien- han sido cuestionados por los últimos estudios. De acuerdo con tes con ERC y en familiares no afectados, en comparación con Jayatilake, el cadmio, el plomo y los niveles de uranio en fuentes los controles japoneses, lo que sugiere que la exposición resulta de agua que consumieron individuos con ERCd (n = 99) estaban frecuente en la provincia. El pequeño tamaño de la muestra (31) dentro de los límites aceptables. El arsénico estuvo en el límite impidió la evaluación de asociaciones.[24] o elevado en cuatro muestras (9.9 μg/L, 10.2 μg/L, 10.5 μg/L, 13.4 μg/L), pero la repetición de los análisis reportó niveles nor- Las toxinas producidas por cianobacterias pueden causar toxici- males.[11] Los hallazgos de Chandrajith también indicaron que dad dérmica, hepática y neural en humanos y nefrotoxicidad en el cadmio, el arsénico y los niveles de uranio en embalses y en animales.[25] Las cianobacterias también conocidas como algas agua potable de pozos fueron más bajos que los niveles máximos verde-azules crecen en aguas tranquilas ricas en nutrientes, y de contaminante que recomendó USEPA, lo que excluye la posi- sus floraciones se hallan comúnmente en embalses de áreas bilidad de contaminación del agua potable del área, por cadmio, endémicas de ERCd de Sri Lanka. Dissananyake observó necro- arsénico y uranio.[27,28] sis tubular aguda en ratones alimentados durante una semana con extractos de cianobacterias que se aislaron en dos embalses Bandara reportó un alto contenido de cadmio en rizomas de loto, de áreas endémicas[16] En otro estudio, con el uso del siste- arroz y tabaco, y concluyó que la ingestión semanal tolerable pro- ma de información geográfica y el sistema de mapeo de posición visional de cadmio basada en la exposición extrema a través del geográfica, Jayasekara demostró que la mayoría de los poblado- arroz y el pescado fue alta en esta área.[31] Otros estudios tam- res afectados en Medawachchiya y Padaviya se encontraban río bién mostraron una media más elevada de niveles de cadmio en abajo de los embalses y canales de irrigación.[15] Los autores rizomas de loto y tabaco en áreas endémicas que en las no endé- debatieron la posibilidad de filtración de agua contaminada de los micas (loto: endémicas 0.413 mg/kg vs. 0.023 mg/kg en no endé- canales y embalses a los pozos superficiales. Basados en estas micas; tabaco: endémicas 0.351 mg/kg vs. 0.316 mg/kg en no observaciones, los autores identificaron toxinas de cianobacte- endémicas.[11] Sin embargo en otros dos estudios se demostró rias como otro nefrotóxico medioambiental potencial presente en que los niveles de cadmio en el arroz tanto en áreas endémicas áreas endémicas de ERCd.[15,16] como no endémicas estaban por debajo de los límites permitidos, de 0.2 mg/kg.[11,15] Fluoruro e ingestión de aguas duras En áreas endémicas, el agua para beber y cocinar se obtiene fundamentalmente de pozos tan- El cadmio y el arsénico en orina son indicadores de carga cor- to profundos como superficiales mientras que los embalses son poral y los estudios hasta el momento han dado resultados la fuente principal de irrigación de los arrozales. Wanigasuriya divergentes. El estudio más completo de ERCd en Sri Lanka, concluyó que los sujetos que tomaron agua potable en el cam- realizado por Jayatilake, encontró que el cadmio en orina fue po tuvieron aproximadamente 2.5 veces más microalbuminuria significativamente más elevado en casos de ERCd que en los que aquellos que no lo hicieron.[26] Se encontró baja prevalencia controles, tanto en áreas endémicas como no endémicas.[11] La de ERCd en comunidades donde el agua para consumo huma- media de cadmio en orina en casos con ERCd fue de 1.039 μg/g no provenía de manantiales naturales (un pequeño poblado de creatinina (mediana 0.695, variación 0.005–8.93), con valores Kebithigollawa en el área endémica).[15] en los controles de áreas endémicas de 0.646 (mediana 0.18, MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión rango 0.005–5.13) y en los controles de áreas no endémicas En general, la prevalencia de la ERCd no diabética es más eleva- de 0.345 (mediana 0.265, rango 0.005–2.079). Las concentra- da en mujeres que en hombres, en todas las categorías de edad y ciones fueron significativamente elevadas en casos con ERCd grupo étnico.[33] Esto también ha sido encontrado en estudios en comparados con los controles de áreas endémicas (p <0.001) Sri Lanka, pero se ha visto con mayor frecuencia en los hombres y áreas no endémicas (p <0.05). La sensibilidad y la especifici- en estadios más avanzados de la ERCd.[11] Esto es consistente dad para concentraciones de cadmio en orina fueron de 80% y con el metanálisis de Neugarten de progresión de la ERC en no 53.6%, respectivamente (área por debajo de la curva ROC 0.682, diabéticos que indica que el sexo masculino se asoció con un 95% CI 0.61–0.75, valor de corte 0.23 μg/g). El análisis de la deterioro más rápido de la función renal y de peor evolución.[34] relación entre dosis y respuesta mostró que la exposición al cad- Los hombres de áreas endémicas de ERCd en Sri Lanka también mio es un factor de riesgo para el desarrollo de ERCd (p = 0.019 tienen elevada prevalencia de otros factores de riesgo tales como para el estadio 3 y p = 0.024 para el estadio 4). el hábito de fumar, el alcohol y el trabajo en condiciones extremas a altas temperaturas que pueden haber contribuido a la progre- En el mismo estudio, no se observaron diferencias significati- sión de la enfermedad; se necesitan otros estudios para explorar vas en niveles de arsénico en orina en casos con ERCd (media esta posibilidad. 45.447 μg/g creatinina, mediana 26.3, rango 0.4–616.6), en com- paración con los controles de áreas endémicas (media 92.443, Aunque los bajos niveles de acetilcolinesterasa en sangre en mediana 6.99, rango 0.2–966.29), y con los controles de áreas no casos con ERCd y los residuos de pesticidas detectados en la ori- endémicas (media 56.572, mediana 42.025, rango 5.38–350.28). na no son suficientes para establecer una asociación etiológica, [11] Además, los autores reportaron bajos niveles de selenio en la exposición prolongada a los pesticidas podría jugar un papel orina de pacientes con ERCd. Las concentraciones en orina de importante en la demostración de la causa o en la progresión de sodio, potasio, calcio, magnesio, cobre, zinc y titanio en casos la enfermedad. con ERCd, estaban dentro de los límites normales. Los estudios previos por Chandrajith sobre un número pequeño de pacientes El antecedente familiar de ERC que se observó en ERCd no no pudieron demostrar concentraciones elevadas de cadmio y de sugiere necesariamente un solo defecto genético pero se podría otros elementos en la orina de pacientes con ERCd y en la de explicar por las exposiciones medioambientales compartidas en los sujetos controles.[27] Wanigasuriya estimó el nivel de meta- individuos predispuestos genéticamente. La nefropatía endémi- les pesados en orina en agricultores afectados con ERCd de la ca de los Balkanes tiene algunas características similares a la PNC y agricultores sanos de la provincia del oeste y no encontró ERCd, que incluyen el predominio de la enfermedad en agricul- diferencias significativas en las concentraciones de creatinina en tores, la agregación familiar de casos y la nefropatía tubuloin- orina, así como de cadmio, manganeso, cobre, níquel y plomo tersticial que se observó en las biopsias.[35,36] Sin embargo la entre los dos grupos.[17] incidencia incrementada de tumores de pelvis renal y uréter en la nefropatía endémica de los Balcanes no se detectó en pacien- DISCUSIÓN tes con ERCd de Sri Lanka. La exposición a medicinas tradicio- El estimado de la prevalencia de ERCd varía en estudios lle- nales podría aumentar la preocupación acerca de la nefropatía vados a cabo en la zona seca norte-central, en parte por la del ácido aristolóquico[37] debido a que la Aristolochia indica, diferencia del método de pesquizaje empleado. La prevalencia una enredadera que se encuentra en Sri Lanka y la India, se ha de 5.1% que se reportó según la albuminuria determinada en empleado como medicina verde en las farmacias tradicionales. tira reactiva, parece estar subestimada porque la prueba con Sin embargo, la planta no abunda en PNC y la contaminación tira reactiva no es sensible a bajos niveles de albúmina. En del arroz es poco probable. estudios más recientes, donde los criterios de pesquizaje fue- ron dos índices albúmina-creatinina 30 mg/g, se reportó una Las toxinas de cianobacterias están presentes en embalses cifra alarmantemente alta de 6.9%.[11] Las proteínas de bajo de agua pero la contaminación del suelo y del agua de pozos peso molecular en orina, tales como la alfa1-microglobulina, profundos y superficiales no ha sido demostrada hasta ahora. A podría ser usada como una herramienta de investigación para pesar de la elevación de ocratoxinas en orina que se observó en identificar la ERCd en estadios iniciales. La falta de criterios la zona,[24] la ocratoxina A se encontró por debajo de los límites distintivos de diagnóstico de ERCd fue un problema en la inter- máximos legales, en muestras de alimentos que se cultivaron y pretación de resultados de varios estudios. Con el fin de supe- se consumieron por personas que habitaban en áreas en las que rar esto, en el 2008 el Comité Científico del Programa Nacional prevalecía la ERCd lo que indica que es improbable que esta de ERCd desarrolló criterios para definir la ERCd: ausencia toxina sea un factor de riesgo.[22] de antecedentes de diabetes mellitus, hipertensión severa o crónica, mordida de serpiente, glomerulonefritis o enfermedad Los estudios geoambientales realizados en áreas endémicas por urológica; con HbA1C normal (<6.5%) y presión sanguínea Chandrajith ilustraron un posible mecanismo para el daño renal <160/100 mmHg sin tratamiento o <140/90 mmHg con uno o mediado por fluoruro. Chandrajith notó que el tipo de agua bicar- dos medicamentos antihipertensivos.[32] bonatada predominó en áreas endémicas de ERCd mientras que el tipo de agua anion Na-K no dominante es común en áreas no La excreción aumentada de alfa1-microglobulina en estadios endémicas. Los autores postularon que el agua bicarbonatada iniciales de la enfermedad indica que el daño tubular y la dis- predominante en áreas endémicas eleva la citotoxicidad por fluo- función epitelial aparecen desde el inicio, en la enfermedad en ruro.[28] El fluoruro está ampliamente distribuido en el medioam- progresión.[13] Aunque las características histológicas que se biente pero no es una nefrotoxina conocida. Hay pocos estudios observaron en la biopsia renal no indican el agente etiológico en humanos sobre el daño renal inducido por fluoruro, pero los específico, la fibrosis intersticial puede representar una exposi- estudios en animales han mostrado varios cambios histológicos ción a un tóxico a bajo grado. en el riñón.[38,39] MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión El cadmio y el arsénico han sido probables candidatos etiológi- exposición al cadmio. En una revisión que se centró en los estu- cos desde el inicio. Los niveles significativamente elevados de dios de prevalencia de disfunción renal relacionada con el cadmio cadmio en orina de casos con ERCd en comparación con los en poblaciones de áreas contaminadas por este metal en China, controles y la relación dosis-respuesta reportada por Jayatilake, se identificó una relación dosis-respuesta entre el cadmio urinario apoya el papel contribuyente del cadmio. Los niveles de arsénico y los marcadores de daño renal como la beta 2microglobulina, no fueron significativos en las dos poblaciones. N-acetil beta-D-glucosaminidasa y la albúmina.[44] La nefropatía por cadmio se reportó en personas consumidoras Esta revisión pone de relieve las limitaciones de la epidemiología de agua contaminada con cadmio y en trabajadores expuestos a para establecer la causa de esta enfermedad. La relación entre niveles elevados de cadmio.[40] Algunos estudios sugieren inclu- dosis y respuesta que se observó con el cadmio apoya una rela- so que los bajos niveles de exposición incrementan el riesgo. ción causal; todavía, hay muchas preguntas sin responder.[45] [41,42] Además, el agua y el suelo fértil son fuentes reconocidas Mientras los científicos se esfuerzan para aclarar el misterio, el de exposición a cadmio así como los vegetales contaminados, el incremento continuado de ERCd sobrecarga el sistema de salud aire ambiental en zonas industrializadas y el humo del cigarro. y afecta familias de áreas endémicas. En Sri Lanka se han visto niveles elevados de cadmio en raíces de loto, pescado y tabaco, pero no han sido significativos en el CONCLUSIONES arroz. El fertilizante superfosfato está propuesto como la fuente Aunque esta revisión estuvo limitada por la heterogeneidad de más probable de cadmio y vegetales.[29] definiciones y metodologías en los estudios que se evaluaron, no ha emergido información desde las revisiones previas que con- El hábito de fumar 20 cigarrillos al día podría causar un prome- tradigan la conclusión de que la etiología de la ERCd en el norte- dio de inhalación diaria de 3.6–6 μg de cadmio.[43] En áreas de centro de Sri Lanka es multifactorial, que implica a uno o más prevalencia de ERCd, en ausencia de la contaminación industrial agentes medioambientales y la posibilidad de una predisposición y del agua, los niveles significativos de cadmio en orina obser- genética en poblaciones vulnerables. Mientras que la causa defi- vados pueden sugerir que el hábito de fumar y los vegetales nitiva no se conozca, el peso de la evidencia sugiere que la expo- contaminados son factores responsables de bajos niveles de sición medioambiental es la clave. REFERENCIAS 1. Wanigasuriya K. Aetiological factors of chronic 10. Ministry of Health Care and Nutrition, Epide- editors. Evaluation of urinary biomarkers and kidney disease in the North Central Province of miology Unit (LK). Weekly Epidemiol Report environmental metal exposure in patients with Sri Lanka: a review of evidence to-date. J Coll [Internet]. 2009 Nov 28–Dec 4 [cited 2013 Dec chronic kidney disease of unknown aetiology 16];36(49). Disponible en: http://www.epid.gov from the North Central Province of Sri Lanka. Comm Physicians Sri Lanka. 2012;17(1):15–20. 2. Hittarage A. Chronic renal disease in North Cen- .lk/web/pdf/wer_2009/vol_36_no_49_english.pdf Proceedings of the 45th Annual Academic tral Province of Sri Lanka. Anuradhapura Med J. 11. Jayatilake N, Mendis S, Maheepala P, Mehta FR; Sessions; 2012; Ceylon College of Physi- 2004;2:3–5. CKDu National Research Project Team. Chronic cians, Sri Lanka. 3. Fernando P. History of Malaria and its control in kidney disease of uncertain aetiology: prevalen- 18. Athuraliya NT, Abeysekera TD, Amerasinghe Sri Lanka with emphasis on 50 years following ce and causative factors in a developing country. PH, Kumarasiri R, Bandara P, Karunaratne U, et the eradication attempt. WHO Sri Lanka health BMC Nephrol. 2013 Aug 27;14:180. al. Uncertain etiologies of proteinuric-chronic kid- repository. Geneva: World Health Organization; 12. Senevirathna L, Abeysekera T, Nanayakkara S, ney disease in rural Sri Lanka. Kidney Int. 2011 2009 Sep 16. Chandrajith R, Ratnatunga N, Harada KH, et al. Dec;80(11):1212–21. 4. Peiris JS, Amerasinghe FP, Amerasinghe PH, Risk factors associated with disease progres- 19. Wanigasuriya KP, Peiris-John RJ, Wickrema- Ratnayake CB, Karunaratne SH, Tsai TF. Japa- sion and mortality in chronic kidney disease of singhe R, Hittarage A. Chronic renal failure in nese encephalitis in Sri Lanka; the study of an uncertain etiology: a cohort study in Medawach- North Central Province of Sri Lanka: an environ- epidemic. Trans Royal Soc Trop Med Hyg. 1992 chiya, Sri Lanka. Environ Health Prev Med. 2012 mentally induced disease. Trans Royal Soc Trop May–Jun;86(3):307–13. May;17(3):191–8. Med Hyg. 2007 Oct;101(10):1013–7. 5. Dissanayake DM, Jayasekera JM, Ranasing- 13. Nanayakkara S, Senevirathna ST, Karunaratne 20. Peiris-John RJ, Wanigasuriya JK, Wickrema- he AV. Epidemiology of CKDu. Proceedings of U, Chandrajith R, Harada KH, Hitomi T, et al. Evi- singhe AR, Dissanayake WP, Hittarage A. Expo- the Research Symposium on Chronic Kidney dence of tubular damage in the very early stage sure to acetylcholinesterase-inhibiting pesticides Disease of Unknown Aetiology (CKDu). Lionel of chronic kidney disease of uncertain etiology in and chronic renal failure. Ceylon Med J. 2006 Memorial Auditorium; 2012; Wijerama House, the North Central Province of Sri Lanka: a cross- Mar;51(1):42–3. Colombo, Sri Lanka. sectional study. Environ Health Prev Med. 2012 21. Hope JH, Hope BE. A review of the diagno- 6. Athuraliya TN, Abeysekera DT, Amerasinghe Mar;17(2):109–17. sis and treatment of ochratoxin A inhalatio- PH, Kumarasiri PV, Dissanayake V. Prevalence 14. Wijetunge S, Ratnatunga NV, Abeysekera DT, nal exposure associated with human illness of chronic kidney disease in two tertiary care Wazil AW, Selvarajah M, Ratnatunga CN. Retros- and kidney disease including focal segmental hospitals: high proportion of cases with uncertain pective analysis of renal histology in asymptoma- glomerulosclerosis. J Environ Public Health. aetiology. Ceylon Med J. 2009 Mar;54(1):23–5. tic patients with probable chronic kidney disease 2012;2012:835059. Disponible en: http://dx.doi 7. Average annual rainfall in Sri Lanka 1961 to 1990 of unknown aetiology in Sri Lanka. Ceylon Med .org/10.1155/2012/835059 [Internet]. Los Angeles: The Sri Lanka Consulate; J. 2013 Dec;58(4):142–7. 22. Wanigasuriya KP, Peiris H, Ileperuma N, Peiris- [cited 2013 Dec 20]; [about 1 p.]. Disponible en: 15. Jayasekara JM, Dissanayake DM, Adhikari SB, John RJ, Wickremasinghe R. Could ochratoxin http://www.srilankaconsulatela.com/Rainfall.htm Bandara P. Geographical distribution of chronic A in food commodities be the cause of chronic 8. Department of Agriculture (LK). Agro-ecological kidney disease of unknown origin in North Cen- kidney disease in Sri Lanka? Trans Royal Soc map of Sri Lanka [Internet]. The Netherlands: tral Region of Sri Lanka. Ceylon Med J. 2013 Tropical Med Hyg. 2008 Jul;102(7):726–8. European Digital Archive of Soil Maps; c2013 Mar;58(1):6–10. 23. European Food Safety Authority [Internet]. Par- [cited 2013 Dec 20]. Disponible en: http:// 16. Dissananyake DM, Jayasekera JM, Ratnayake ma: European Food Safety Authority; c2014 eusoils.jrc.ec.europa.eu/esdb_archive/eudasm/ P, Wickramasinghe W, Radella YA. The Short [cited 2014 Jun 1]. Disponible en: http://www.efsa asia/maps/LK2001_CL.htm Term Effect of Cyanobacterial Toxin Extracts .europa.eu/en/aboutefsa.htm 9. Agriculture and Environmental Statistics Division on Mice Kidney. Proceedings of the Perade- 24. Desalegn B, Nanayakkara S, Harada KH, Hitomi (LK). Maha and Yala Seasons [Internet]. Colom- niya University Research Sessions; 2011 Nov T, Chandrajith R, Karunaratna U, et al. Mycotoxin bo: Department of Census of Statistics (LK); 24; Peradeniya (LK): University of Peradeniya detection in urine samples from patients with 2008 [cited 2013 Dec 16]. Disponible en: http:// (LK). p. 13. chronic kidney disease of uncertain etiology in www.statistics.gov.lk/agriculture/Paddy%20Sta 17. Wanigasuriya K, Ranasinghe P, Jayawardene Sri Lanka. Bull Environ Contam Toxicol. 2011 tistics/PaddyStats.htm I, Amarasiriwardena C, Wright RO, Vaidya V, Jul;87(1):6–10. MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión 25. Rymuszka A, Sierosławska A. The immunotoxic 35. Batuman V. Fifty years of Balkan endemic EL AUTOR and nephrotoxic influence of cyanotoxins to verte- nephropathy: daunting questions, elusive Kamani Wanigasuriya (autor para correspon- brates. Centr Eur J Immunol. 2009;34(2):129–36. answers. Kidney Int. 2006 Feb;69(4):644–6. dencia kamaniw@sltnet.lk), médico especialis- 26. Wanigasuriya KP, Peris-John RJ, Wickremasing- 36. De Broe ME. Chinese herbs nephropathy and ta en medicina interna, profesor de medicina, he R. Chronic kidney disease of unknown aetio- Balkan endemic nephropathy: toward a single logy in Sri Lanka: is cadmium a likely cause? entity, aristolochic acid nephropathy. Kidney Int. facultad de ciencias médicas y de ciencias de la BMC Nephrol. 2011 Jul 5;12:32. 2012 Mar;81(6):513–5. medicina, universidad de Sri Jayewardenepura, 27. Chandrajith R, Nanayakkara S, Itai K, Aturali- 37. Arlt VM, Pfohl-Leszkowicz A, Cosyns J, Sch- Gangodawilla, Nugegoda, Sri Lanka. ya TN, Dissanayake CB, Abeysekera T, et al. meiser HH. Analyses of DNA adducts formed by Chronic kidney diseases of uncertain etiology ochratoxin A and aristolochic acid in patients with (CKDue) in Sri Lanka: geographic distribu- Chinese herbs nephropathy. Mutat Res. 2001 Jul tion and environmental implications. Environ 25;494(1–2):143–50. Geochem Health. 2011 Jun;33(3):267–78. 38. Zager RA, Iwata M. Inorganic fluoride. Divergent 28. Chandrajith R, Dissanayake CB, Ariyarathna T, effects on human proximal tubular cell viability. Herath HM, Padmasiri JP. Dose-dependent Na and Am J Pathol. 1997 Feb;150(2):735–45. Ca in fluoride-rich drinking water—another major 39. Zhan XA, Wang M, Xu ZR, Li JX. Toxic effects cause of chronic renal failure in tropical arid regions. of fluoride on kidney function and histological Sci Total Environ. 2011 Jan 15;409(4):671–5. structure in young pigs. Fluoride. 2006 Jan– 29. Bandara JM, Wijewardena HV, Liyanege J, Upul Mar;39(1):22–6. MA, Bandara JM. Chronic renal failure in Sri 40. Kobayashi E, Suwazono Y, Dochi M, Honda R, Lanka caused by elevated dietary cadmium: tro- Kido T, Nakagawa H. Influence of drinking and/ jan horse of the green revolution. Toxicol Letters. or cooking with Jinzu River water on the develo- 2010 Sep 15;198(1):33–9. pment of Itai-itai disease. Biol Trace Elem Res. 30. United States Environment Protection Agency 2009 Summer;129(1–2):46–57. (USEPA). Basic information about cadmium in 41. Järup L, Hellström L, Alfvén T, Carlsson MD, drink water [Internet]. Washington, DC: United Grubb A, Persson B, et al. Low level expo- States Environment Protection Agency; [updated sure to cadmium and early kidney damage: 2013 Oct 13; cited 2014 Feb 2]; [about 3 screens]. the OSCAR study. Occup Environ Med. 2000 Disponible en: http://water.epa.gov/drink/ Oct;57(10):668–72. contaminants/basicinformation/cadmium.cfm 42. Ferraro PM, Costanzi S, Naticchia A, Sturniolo 31. Bandara JM, Senevirathna DM, Dasanayake A, Gambaro G. Low level exposure to cadmium DM, Herath V, Bandara JM, Abeysekara T, et increases the risk of chronic kidney disease: al. Chronic renal failure among farm families in analysis of the NHANES 1999-2006. BMC Pub cascade irrigation systems in Sri Lanka associa- Health. 2010 Jun 3;10:304. ted with elevated dietary cadmium levels in rice 43. Galazyn-Sidorczuk M, Brzóska MM, Moniuszko- and freshwater fish (Tilapia). Environ Geochem Jakoniuk J. Estimation of Polish cigarettes Health. 2008 Oct;30(5):465–78. contamination with cadmium and lead, and expo- Recibido: 1 de octubre, 2013 32. Ministry of Health (LK). Circular No. sure to these metals via smoking. Environ Monit Aprobado: 20 de abril, 2014 Epid/392/2008/25. Colombo (LK): Ministry of Assess. 2008 Feb;137(1–3):481–93. Declaración de conflicto de intereses: ninguno Health (LK); 2009 Feb 10. 44. Nordberg GF, Jin T, Wu X, Lu J, Chen L, Lei L, et 33. Zhang Qiu-Li, Rothenbacher D. Prevalence of chro- al. Prevalence of kidney dysfunction in humans nic kidney disease in population-based studies: sys- - relationship to cadmium dose, metallothionein, Citación sugerida: Wanigasuriya K. Actualización sobre tematic review. BMC Pub Health. 2008 Apr 11;8:117. immunological and metabolic factors. Biochimie. enfermedad renal crónica de etiología desconocida en 34. Neugarten J, Acharya A, Silbiger SR. Effect of 2009 Oct;91(10):1282–5. la zona seca norte-central de Sri Lanka. Traducido gender on the progression of non-diabetic renal 45. Hill AB. The environment and disease: associa- de MEDICC Rev. 2014 Apr;16(2):61–65. Disponible disease: a meta-analysis. J Am Soc Nephrol. tion or causation? Proc Royal Soc Med. 1965 en: http://www.medicc.org/mediccreview/index.php 2000 Feb;11(2):319–29. May;58(5):295–300. ?lang=es&id=356 MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 http://www.deepdyve.com/assets/images/DeepDyve-Logo-lg.png MEDICC Review Unpaywall

Update on Uncertain Etiology of Chronic Kidney Disease in Sri Lanka’s North-Central Dry Zone

MEDICC ReviewJan 1, 2014

Loading next page...
 
/lp/unpaywall/update-on-uncertain-etiology-of-chronic-kidney-disease-in-sri-lanka-s-KOsn3572Qo

References

References for this paper are not available at this time. We will be adding them shortly, thank you for your patience.

Publisher
Unpaywall
ISSN
1527-3172
DOI
10.37757/mr2014.v16.n2.10
Publisher site
See Article on Publisher Site

Abstract

Artículo de Revisión Actualización sobre enfermedad renal crónica de etiología desconocida en la zona seca norte-central de Sri Lanka Kamani Wanigasuriya y el ultrasonido demostró riñones pequeños. La fibrosis intersticial RESUMEN fue la característica patológica principal en la biopsia renal. Se con- INTRODUCCIÓN Este manuscrito actualiza una revisión previamen- sideró la posibilidad etiológica de toxinas medioambientales sobre te publicada en una revista local en el 2012, sobre una nueva forma un grupo poblacional vulnerable en un área geográfica específica. de enfermedad renal crónica de causa desconocida que ha surgido Se detectaron residuos de pesticidas en orinas de pacientes afec- hace más de dos décadas en la zona seca norte central de Sri Lanka, tados y micotoxinas en alimentos que estaban por debajo de los donde las causas subyacentes parecen ser indeterminadas. La carga límites máximos legales. En regiones endémicas predominó el tipo de la enfermedad es más elevada en esta área, particularmente en de agua bicarbonatada con altas concentraciones de fluoruro. Los la provincia norte central y afecta a una población rural y socialmente niveles significativamente elevados de cadmio en la orina de los desventajada involucrada en el cultivo de arroz. En las últimas déca- pacientes, en comparación con los controles, así como la respuesta das algunos de los estudios se han encaminado a estimar la pre- de la enfermedad relacionada con estos niveles, ha llamado la aten- valencia e identificar factores determinantes de la enfermedad renal ción sobre este elemento como un posible factor contribuyente. La crónica de etiología desconocida. agrupación familiar de los pacientes sugiere un patrón de herencia poligénica, esta asociación es comparable con las que se presentan OBJETIVO Resumir la evidencia disponible sobre la prevalencia, el en las enfermedades de etiología multifactorial. perfil clínico y los factores de riesgo de la enfermedad renal crónica de etiología desconocida. CONCLUSIONES La base de datos disponible sugiere que la enfermedad renal crónica MÉTODOS La búsqueda en PubMed localizó16 manuscritos que de etiología desconocida es una enfermedad medioambiental adqui- se publicaron en revistas arbitradas. De las presentaciones en las rida pero hasta ahora no se han identificado factores causales defi- conferencias científicas nacionales se incluyeron tres resúmenes nitivos. La distribución geográfica y los hallazgos de la investigación arbitrados. sugieren una etiología multifactorial. RESULTADOS La prevalencia de la enfermedad fue de 5.1%–16.9%, PALABRAS CLAVE y fue mayor en los hombres que en las mujeres. Los pacientes en estadios de la enfermedad de ligero a moderado fueron asin- Enfermedad renal crónica, etiología desconocida, prevalencia, perfil clínico, factores de riesgo, comunidades rurales, agricultores de algo- tomáticos o tuvieron síntomas inespecíficos; el sedimento urinario fue claro; la excreción de proteína en orina en 24 horas fue <1 g; dón, enfermedad adquirida medioambiental, Sri Lanka La ERCd afecta a agricultores de arroz de una población rural y INTRODUCCIÓN pobre.[5] Durante las últimas décadas, algunos estudios se han La mortalidad y la morbilidad debida a la enfermedad renal crónica interesado en identificar factores de riesgo y en descubrir su etio- (ERC) se ha elevado por más de dos décadas en la zona seca logía.[1] Todos han incluido la provincia norte central debido a la norte central de Sri Lanka.[1,2] La carga de la enfermedad es más alta prevalencia de ERCd. En el 2008, la OMS, junto al ministro pronunciada en la Provincia Norte Central (PNC) y está también de Salud y Nutrición de Sri Lanka, implementó un programa de presente en menor medida en Uva y en las provincias del noroes- investigación (Equipo de Proyecto de Investigación Nacional de te. En el pasado, esta zona fue un terreno fértil para las enfermeda- ERCd), principalmente para estimar la prevalencia e identificar des infecciosas tales como la malaria y la encefalitis japonesa;[3,4] determinantes.[10] actualmente, la ERC es el principal problema de salud pública de la zona. Se ha debatido si se trata de una entidad nueva en la En esta revisión se resume la evidencia actualizada disponible que no se ha encontrado asociación con factores de riesgo con- sobre la prevalencia de ERCd, el perfil clínico y los factores de vencionales. Se denominó enfermedad renal crónica de etiología riesgo en la zona seca norte-central de Sri Lanka. desconocida (ERCd).Un estudio de emergencia de ERCd basado en estadísticas hospitalarias mensuales, que abarcó desde 1999 MÉTODOS hasta 2004, mostró un incremento del número de pacientes con Se realizó una búsqueda sistemática de literatura en PubMed ERC desde 1980 hasta 2002.[5] La principal causa de fallo renal para identificar todas las publicaciones potencialmente rele- no fue identificada en 82% de pacientes con ERC atendidos en la clínica renal del hospital universitario de la PNC.[6] vantes hasta agosto de 2013. Se emplearon las siguientes palabras clave: enfermedad renal crónica de origen desco- nocido, ERCd, enfermedad renal crónica, enfermedad renal y La PNC se extiende por 10530 km y se subdivide administrativa- provincia norte central de Sri Lanka. Las listas de referencias mente en 30 divisiones. El clima seco prevalece la mayor parte del año, el promedio anual de precipitación es 1000–1500 mm bibliográficas de los trabajos originales y los artículos de revi- durante los dos períodos monzónicos.[7,8] Una extensa red de sión también se revisaron para identificar artículos relaciona- embalses riega los arrozales de esta provincia. La PNC es el dos. La búsqueda localizó 16 manuscritos que se publicaron área principal de cultivo de arroz de dos áreas administrativas, en revistas arbitradas: 11 se revisaron por el autor en el año Anuradhapura y Polonnaruwa, y contribuyen al 19%–23% de la 2012 para una publicación local previa (se tuvo cuidado en producción de arroz total del país.[9] evitar autocitaciones),[1] 5 nuevos artículos se publicaron pos- MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión teriormente[11–15] y 3 resúmenes de presentaciones en con- pacientes con ERCd, que se realizaron en 2011.Otros hallazgos ferencias científicas nacionales.[5,16,17] como inflamación intersticial y atrofia tubular estuvieron pre- sentes en grados variables pero fueron menos frecuentes. Los RESULTADOS autores concluyeron que estos cambios fueron inespecíficos Prevalencia Algunos estudios de base poblacional permiten para un agente etiológico único.[14] estimar la prevalencia de la ERCd. En 2011, Athuraliya encontró 5.1% (95% CI 4.2–5.9, n = 2600) en una población de 20 años Factores de riesgo El estudio de Jayatilake concluyó que el de edad en Medawachchiya, cuando la albuminuria persistente sexo femenino y pacientes de >39 años, incrementaban el ries- se detectó tres veces por tira reactiva y se confirmó a través go de ERCd. Sin embargo cuando se hizo regresión logística de ácido sulfosalicílico, en el que se usó una herramienta de por separado de cada riesgo potencial, solo la ocupación fue pesquizaje.[18] La prevalencia de ERCd fue más elevada en los significativa; los agricultores de chena (vegetales y otros culti- hombres que en las mujeres pero la diferencia no fue significativa vos) incrementaron el odds ratio a 19.5% y los que trabajaban en la regresión logística múltiple. En un estudio de base comuni- en arrozales comparados con los del cultivo de chena) dismi- taria en 2011 en Medawachchiya, Padaviya y Rajanganaya, se nuyeron el odd ratio a 26.8%. Así, los autores reportaron una evaluaron los factores de riesgo para microalbuminuria en 425 historia familiar de ERC en padres o hermanos en 20% de los mujeres y 461 hombres. La prevalencia de la microalbuminuria individuos con ERCd.[11] Nanayakkara identificó la presencia para la muestra total fue de 8.6% en los hombres y de 6.3% en de agrupamiento familiar de los pacientes lo que sugiere un las mujeres.[19]. Para identificar pacientes con ERC, un estudio patrón de herencia poligénico comparable al asociado con otras realizado por el Equipo de Proyecto de Investigación Nacional enfermedades multifactoriales.[13] empleó el índice albúmina-creatinina 30 mg/g en una muestra de orina inicial que se confirmó en una visita repetida. El estu- En un estudio de casos y controles efectuado en el 2007, se aten- dio reportó una prevalencia estandarizada por edades de ERCd dieron 183 pacientes con ERCd en la clínica renal del Hospital más elevada en las mujeres: 16.9% (95% CI = 15.5%–18.3%) Docente de Anuradhapura (hospital universitario principal de la que en los hombres: 12.9% (95% CI = 11.5%–14.4%), pero notó provincia), se compararon con un grupo control del mismo hos- que los estadios más avanzados de ERCd se vieron más en los pital. Los factores de riesgo que se evaluaron como el trabajo hombres (en el estadio 3, en los hombres, 23.2% y en las muje- agrícola (p <0.001), el uso de pesticidas (p <0.001), la ingestión res, 7.4%; en el estadio 4, en los hombres 22% y en las mujeres, de agua potable en casa (p <0.001) y en el campo (p = 0.036), 7.3%; p <0.001).[11] el antecedente familiar de ERC (p = 0.001) y el uso en el pasa- do de medicina tradicional (p <0.001) se asociaron con la ERCd. Perfil clínico La ERCd es una condición progresiva, lenta, que En un análisis de regresión logística multivariada, el antecedente parece comenzar en edades tempranas de la vida pero casi nun- familiar de ERC y el uso de medicina tradicional fueron predicto- ca se detecta hasta los estadios avanzados. En una cohorte de res significativos de ERCd.[19] La mayoría de las preparaciones pacientes de Senevirathna, la proporción de ERCd en estadios tradicionales no están estandarizadas y pueden contener sustan- iniciales fue mayor en el grupo de pacientes jóvenes, mientras cias tales como el ácido aristolóquico, una conocida nefrotoxina. que las proporciones más elevadas de ERCd avanzadas se vie- ron en el grupo de mayor edad.[12] No se encontraron pacien- Wanigasuriya argumentó que dado el amplio uso de las prepara- tes en el estadio 4 de la ERCd (tasa de filtración glomerular de ciones tradicionales en la mayoría del país, es difícil de explicar 15–29 ml/min/1.73 m ) en los grupos más jóvenes (<20 años), por este solo factor la alta prevalencia de ERC en PNC. Por tanto, mientras que casi el 40% de los pacientes en el grupo de edad el uso prologado de sustancias analgésicas se evaluó en un estu- más avanzado (60–69 años) estaban en el estadio 4. La tasa de dio comunitario por los mismos investigadores. Se encontró que mortalidad en el mismo estudio de cohorte de ERCd fue de 5.3 no hay asociación con la ERCd.[19] De acuerdo con la base de por 100 pacientes por año y la hipertensión se identificó como datos publicada recientemente por Jayatilake, 0.4%, de los pacien- el determinante que conllevó a la progresión de la enfermedad. tes con ERCd reportó un uso prolongado de plantas medicinales, Para los pacientes en estadios del 1–4, la hipertensión arterial 1.8% reportó el uso prolongado de aspirina y 0.6% de pacientes autorreportada fue un predictor significativo (p=0.05) de la pro- con ERCd, uso de antinflamatorios no esteroideos.[11] gresión de la enfermedad con una proporción de riesgo de 3.38 determinada por análisis del modelo multivariado proporcional de Atendiendo al perfil clínico de la ERCd y con la intención de Cox.[12] Esto fue mostrado previamente en pacientes con esta- determinar los factores etiológicos, se han considerado las toxi- dios de ligero a moderado de la ERCd, que estaban asintomáti- nas ambientales como causantes de afectación de grupos vulne- cos o tenían síntomas inespecíficos tales como dolor lumbar o rables en áreas geográficas específicas. La exposición a varias disuria.[6] La orina de los pacientes no tenía depósitos activos, la toxinas medioambientales tales como pesticidas, toxinas micro- excreción de proteínas en orina de 24 horas fue <1 g y por ultra- bianas y metales pesados ha sido explorada como causa poten- sonido se observaron riñones de pequeño tamaño.[6] cial de daño renal. Nanayakkara encontró que la excreción de alfa1-microglobuli- Pesticidas En el 2006 se llevó a cabo un estudio transversal por na en orina se elevó en los pacientes con ERCd en estadios Peiris-John para determinar la asociación potencial entre el fallo iniciales en comparación con los controles de primera genera- renal crónico (FRC) y la exposición a bajas concentraciones de ción que residían en la misma comunidad y con los controles pesticidas organofosforados. La acetilcolinesterasa eritrocita- japoneses, lo que indica que el daño tubular renal ocurre en los ria es inhibida por los organofosforados por lo que fue utilizada estadios muy iniciales de ERCd. En un análisis retrospectivo de como marcador de exposición; sus niveles en agricultores que se la histología renal, Wijetunga reportó fibrosis intersticial como expusieron a pesticidas fue significativamente más bajo que en la característica patológica principal en las biopsias renales de los controles que no se expusieron (p <0.05). Entre los pacien- MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión tes con FRC los niveles de acetilcolinesterasa eritrocitaria fueron Chandrajith estudió profundamente las propiedades geoquímicas más bajos en los que se expusieron a pesticidas que en los no del agua. La conductividad eléctrica, la alcalinidad y los niveles expuestos (p <0.05).[20] La evidencias adicionales aportadas por de fluoruro se midieron en muestras de agua potable de áreas Jayatilake en el estudio del equipo del proyecto de investigación endémicas de ERCd (Giradurukotte, Nikawewa, Medawachchi- nacional en ERCd, apuntan a la participación de la exposición a ya y Padaviya) y de áreas no endémicas (Wellawaya).[27] Las pesticidas nefrotóxicos[11] Los residuos de pesticidas se detec- muestras de agua también se tomaron de Huruluwewa, un pobla- taron en orina en individuos con ERCd (n = 57). La frecuencia de do no endémico en la PNC, donde se obtiene el agua potable la detección de 2,4-D, 3,5,6-tricloropiridinol, p-nitrofenol, 1-naftol, de manantiales naturales. La media del contenido de fluoruro 2-naftol, glifosato, y AMPA fue de 33%, 70%, 58%, 100%, 100%, en áreas endémicas de ERCd de Girandurukottee, Nikawewa, 65% y 28% respectivamente. Las concentraciones de isopropoxi- Medawachchiya y Padawiya fue de 0.66, 1.21, 1.03 y 0.62 mg/L fenol, de 2,4,5-triclorfenol y pentaclorfenol, en orina estaban por respectivamente. En Huruluwewa y Wellawaya, la media del debajo de los límites detectados.[11] contenido de fluoruro fue 1.42 y 1.05 mg/L respectivamente. El contenido de fluoruro de agua potable tanto en áreas endémi- Toxinas microbianas La ocratoxina A es una toxina fúngica con cas como no endémicas fue 0.6 mg/L, por encima de los niveles propiedades nefrotóxicas y carcinogénicas que aparece de for- recomendados por la OMS. El tipo de agua bicarbonatada pre- ma natural. Es producida fundamentalmente por una especie de dominó en áreas endémicas de ERCd mientras que el tipo de aspergilus en climas tropicales y está presente como contami- agua anión Na-K no dominante es común en áreas no endémi- nante en muchos alimentos.[21] Los niveles de ocratoxina A se cas. Estas observaciones llevaron a Chandrajith a proponer que probaron en 98 muestras de alimentos de dos tipos principales las propiedades citotóxicas de fluoruro podrían ser realzadas por de cereales (maíz y arroz) y cinco tipos de legumbres que se una elevación del índice Ca2+–Na+ en agua potable.[28] cultivaron y consumieron por residentes de la PNC.[22] Los resul- tados indicaron que la ocratoxina A fue un contaminante natural Metales pesados Bandara reportó elevadas concentraciones de de cereales y legumbres que se cultivaron en estas áreas pero metales pesados —tales como cadmio, hierro y plomo— en cinco se detectaron niveles por debajo de los límites legales recomen- embalses en áreas endémicas de ERCd.[29] Los niveles de cad- dados por las autoridades de seguridad de alimentos europeas mio en agua que se reportaron (0.03–0.06 mg/L) fueron más ele- (5 μg/kg en granos de cereales crudos, que incluye el arroz).[23] vados que los niveles máximos contaminantes de 0.005 mg/L o Sin embargo, el estudio de Desalegn realizado en el 2011, en la 5 ppb que recomendó USEPA.[30] Sin embargo, estos hallazgos PNC demostró tasas elevadas de ocratoxinas en orina de pacien- han sido cuestionados por los últimos estudios. De acuerdo con tes con ERC y en familiares no afectados, en comparación con Jayatilake, el cadmio, el plomo y los niveles de uranio en fuentes los controles japoneses, lo que sugiere que la exposición resulta de agua que consumieron individuos con ERCd (n = 99) estaban frecuente en la provincia. El pequeño tamaño de la muestra (31) dentro de los límites aceptables. El arsénico estuvo en el límite impidió la evaluación de asociaciones.[24] o elevado en cuatro muestras (9.9 μg/L, 10.2 μg/L, 10.5 μg/L, 13.4 μg/L), pero la repetición de los análisis reportó niveles nor- Las toxinas producidas por cianobacterias pueden causar toxici- males.[11] Los hallazgos de Chandrajith también indicaron que dad dérmica, hepática y neural en humanos y nefrotoxicidad en el cadmio, el arsénico y los niveles de uranio en embalses y en animales.[25] Las cianobacterias también conocidas como algas agua potable de pozos fueron más bajos que los niveles máximos verde-azules crecen en aguas tranquilas ricas en nutrientes, y de contaminante que recomendó USEPA, lo que excluye la posi- sus floraciones se hallan comúnmente en embalses de áreas bilidad de contaminación del agua potable del área, por cadmio, endémicas de ERCd de Sri Lanka. Dissananyake observó necro- arsénico y uranio.[27,28] sis tubular aguda en ratones alimentados durante una semana con extractos de cianobacterias que se aislaron en dos embalses Bandara reportó un alto contenido de cadmio en rizomas de loto, de áreas endémicas[16] En otro estudio, con el uso del siste- arroz y tabaco, y concluyó que la ingestión semanal tolerable pro- ma de información geográfica y el sistema de mapeo de posición visional de cadmio basada en la exposición extrema a través del geográfica, Jayasekara demostró que la mayoría de los poblado- arroz y el pescado fue alta en esta área.[31] Otros estudios tam- res afectados en Medawachchiya y Padaviya se encontraban río bién mostraron una media más elevada de niveles de cadmio en abajo de los embalses y canales de irrigación.[15] Los autores rizomas de loto y tabaco en áreas endémicas que en las no endé- debatieron la posibilidad de filtración de agua contaminada de los micas (loto: endémicas 0.413 mg/kg vs. 0.023 mg/kg en no endé- canales y embalses a los pozos superficiales. Basados en estas micas; tabaco: endémicas 0.351 mg/kg vs. 0.316 mg/kg en no observaciones, los autores identificaron toxinas de cianobacte- endémicas.[11] Sin embargo en otros dos estudios se demostró rias como otro nefrotóxico medioambiental potencial presente en que los niveles de cadmio en el arroz tanto en áreas endémicas áreas endémicas de ERCd.[15,16] como no endémicas estaban por debajo de los límites permitidos, de 0.2 mg/kg.[11,15] Fluoruro e ingestión de aguas duras En áreas endémicas, el agua para beber y cocinar se obtiene fundamentalmente de pozos tan- El cadmio y el arsénico en orina son indicadores de carga cor- to profundos como superficiales mientras que los embalses son poral y los estudios hasta el momento han dado resultados la fuente principal de irrigación de los arrozales. Wanigasuriya divergentes. El estudio más completo de ERCd en Sri Lanka, concluyó que los sujetos que tomaron agua potable en el cam- realizado por Jayatilake, encontró que el cadmio en orina fue po tuvieron aproximadamente 2.5 veces más microalbuminuria significativamente más elevado en casos de ERCd que en los que aquellos que no lo hicieron.[26] Se encontró baja prevalencia controles, tanto en áreas endémicas como no endémicas.[11] La de ERCd en comunidades donde el agua para consumo huma- media de cadmio en orina en casos con ERCd fue de 1.039 μg/g no provenía de manantiales naturales (un pequeño poblado de creatinina (mediana 0.695, variación 0.005–8.93), con valores Kebithigollawa en el área endémica).[15] en los controles de áreas endémicas de 0.646 (mediana 0.18, MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión rango 0.005–5.13) y en los controles de áreas no endémicas En general, la prevalencia de la ERCd no diabética es más eleva- de 0.345 (mediana 0.265, rango 0.005–2.079). Las concentra- da en mujeres que en hombres, en todas las categorías de edad y ciones fueron significativamente elevadas en casos con ERCd grupo étnico.[33] Esto también ha sido encontrado en estudios en comparados con los controles de áreas endémicas (p <0.001) Sri Lanka, pero se ha visto con mayor frecuencia en los hombres y áreas no endémicas (p <0.05). La sensibilidad y la especifici- en estadios más avanzados de la ERCd.[11] Esto es consistente dad para concentraciones de cadmio en orina fueron de 80% y con el metanálisis de Neugarten de progresión de la ERC en no 53.6%, respectivamente (área por debajo de la curva ROC 0.682, diabéticos que indica que el sexo masculino se asoció con un 95% CI 0.61–0.75, valor de corte 0.23 μg/g). El análisis de la deterioro más rápido de la función renal y de peor evolución.[34] relación entre dosis y respuesta mostró que la exposición al cad- Los hombres de áreas endémicas de ERCd en Sri Lanka también mio es un factor de riesgo para el desarrollo de ERCd (p = 0.019 tienen elevada prevalencia de otros factores de riesgo tales como para el estadio 3 y p = 0.024 para el estadio 4). el hábito de fumar, el alcohol y el trabajo en condiciones extremas a altas temperaturas que pueden haber contribuido a la progre- En el mismo estudio, no se observaron diferencias significati- sión de la enfermedad; se necesitan otros estudios para explorar vas en niveles de arsénico en orina en casos con ERCd (media esta posibilidad. 45.447 μg/g creatinina, mediana 26.3, rango 0.4–616.6), en com- paración con los controles de áreas endémicas (media 92.443, Aunque los bajos niveles de acetilcolinesterasa en sangre en mediana 6.99, rango 0.2–966.29), y con los controles de áreas no casos con ERCd y los residuos de pesticidas detectados en la ori- endémicas (media 56.572, mediana 42.025, rango 5.38–350.28). na no son suficientes para establecer una asociación etiológica, [11] Además, los autores reportaron bajos niveles de selenio en la exposición prolongada a los pesticidas podría jugar un papel orina de pacientes con ERCd. Las concentraciones en orina de importante en la demostración de la causa o en la progresión de sodio, potasio, calcio, magnesio, cobre, zinc y titanio en casos la enfermedad. con ERCd, estaban dentro de los límites normales. Los estudios previos por Chandrajith sobre un número pequeño de pacientes El antecedente familiar de ERC que se observó en ERCd no no pudieron demostrar concentraciones elevadas de cadmio y de sugiere necesariamente un solo defecto genético pero se podría otros elementos en la orina de pacientes con ERCd y en la de explicar por las exposiciones medioambientales compartidas en los sujetos controles.[27] Wanigasuriya estimó el nivel de meta- individuos predispuestos genéticamente. La nefropatía endémi- les pesados en orina en agricultores afectados con ERCd de la ca de los Balkanes tiene algunas características similares a la PNC y agricultores sanos de la provincia del oeste y no encontró ERCd, que incluyen el predominio de la enfermedad en agricul- diferencias significativas en las concentraciones de creatinina en tores, la agregación familiar de casos y la nefropatía tubuloin- orina, así como de cadmio, manganeso, cobre, níquel y plomo tersticial que se observó en las biopsias.[35,36] Sin embargo la entre los dos grupos.[17] incidencia incrementada de tumores de pelvis renal y uréter en la nefropatía endémica de los Balcanes no se detectó en pacien- DISCUSIÓN tes con ERCd de Sri Lanka. La exposición a medicinas tradicio- El estimado de la prevalencia de ERCd varía en estudios lle- nales podría aumentar la preocupación acerca de la nefropatía vados a cabo en la zona seca norte-central, en parte por la del ácido aristolóquico[37] debido a que la Aristolochia indica, diferencia del método de pesquizaje empleado. La prevalencia una enredadera que se encuentra en Sri Lanka y la India, se ha de 5.1% que se reportó según la albuminuria determinada en empleado como medicina verde en las farmacias tradicionales. tira reactiva, parece estar subestimada porque la prueba con Sin embargo, la planta no abunda en PNC y la contaminación tira reactiva no es sensible a bajos niveles de albúmina. En del arroz es poco probable. estudios más recientes, donde los criterios de pesquizaje fue- ron dos índices albúmina-creatinina 30 mg/g, se reportó una Las toxinas de cianobacterias están presentes en embalses cifra alarmantemente alta de 6.9%.[11] Las proteínas de bajo de agua pero la contaminación del suelo y del agua de pozos peso molecular en orina, tales como la alfa1-microglobulina, profundos y superficiales no ha sido demostrada hasta ahora. A podría ser usada como una herramienta de investigación para pesar de la elevación de ocratoxinas en orina que se observó en identificar la ERCd en estadios iniciales. La falta de criterios la zona,[24] la ocratoxina A se encontró por debajo de los límites distintivos de diagnóstico de ERCd fue un problema en la inter- máximos legales, en muestras de alimentos que se cultivaron y pretación de resultados de varios estudios. Con el fin de supe- se consumieron por personas que habitaban en áreas en las que rar esto, en el 2008 el Comité Científico del Programa Nacional prevalecía la ERCd lo que indica que es improbable que esta de ERCd desarrolló criterios para definir la ERCd: ausencia toxina sea un factor de riesgo.[22] de antecedentes de diabetes mellitus, hipertensión severa o crónica, mordida de serpiente, glomerulonefritis o enfermedad Los estudios geoambientales realizados en áreas endémicas por urológica; con HbA1C normal (<6.5%) y presión sanguínea Chandrajith ilustraron un posible mecanismo para el daño renal <160/100 mmHg sin tratamiento o <140/90 mmHg con uno o mediado por fluoruro. Chandrajith notó que el tipo de agua bicar- dos medicamentos antihipertensivos.[32] bonatada predominó en áreas endémicas de ERCd mientras que el tipo de agua anion Na-K no dominante es común en áreas no La excreción aumentada de alfa1-microglobulina en estadios endémicas. Los autores postularon que el agua bicarbonatada iniciales de la enfermedad indica que el daño tubular y la dis- predominante en áreas endémicas eleva la citotoxicidad por fluo- función epitelial aparecen desde el inicio, en la enfermedad en ruro.[28] El fluoruro está ampliamente distribuido en el medioam- progresión.[13] Aunque las características histológicas que se biente pero no es una nefrotoxina conocida. Hay pocos estudios observaron en la biopsia renal no indican el agente etiológico en humanos sobre el daño renal inducido por fluoruro, pero los específico, la fibrosis intersticial puede representar una exposi- estudios en animales han mostrado varios cambios histológicos ción a un tóxico a bajo grado. en el riñón.[38,39] MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión El cadmio y el arsénico han sido probables candidatos etiológi- exposición al cadmio. En una revisión que se centró en los estu- cos desde el inicio. Los niveles significativamente elevados de dios de prevalencia de disfunción renal relacionada con el cadmio cadmio en orina de casos con ERCd en comparación con los en poblaciones de áreas contaminadas por este metal en China, controles y la relación dosis-respuesta reportada por Jayatilake, se identificó una relación dosis-respuesta entre el cadmio urinario apoya el papel contribuyente del cadmio. Los niveles de arsénico y los marcadores de daño renal como la beta 2microglobulina, no fueron significativos en las dos poblaciones. N-acetil beta-D-glucosaminidasa y la albúmina.[44] La nefropatía por cadmio se reportó en personas consumidoras Esta revisión pone de relieve las limitaciones de la epidemiología de agua contaminada con cadmio y en trabajadores expuestos a para establecer la causa de esta enfermedad. La relación entre niveles elevados de cadmio.[40] Algunos estudios sugieren inclu- dosis y respuesta que se observó con el cadmio apoya una rela- so que los bajos niveles de exposición incrementan el riesgo. ción causal; todavía, hay muchas preguntas sin responder.[45] [41,42] Además, el agua y el suelo fértil son fuentes reconocidas Mientras los científicos se esfuerzan para aclarar el misterio, el de exposición a cadmio así como los vegetales contaminados, el incremento continuado de ERCd sobrecarga el sistema de salud aire ambiental en zonas industrializadas y el humo del cigarro. y afecta familias de áreas endémicas. En Sri Lanka se han visto niveles elevados de cadmio en raíces de loto, pescado y tabaco, pero no han sido significativos en el CONCLUSIONES arroz. El fertilizante superfosfato está propuesto como la fuente Aunque esta revisión estuvo limitada por la heterogeneidad de más probable de cadmio y vegetales.[29] definiciones y metodologías en los estudios que se evaluaron, no ha emergido información desde las revisiones previas que con- El hábito de fumar 20 cigarrillos al día podría causar un prome- tradigan la conclusión de que la etiología de la ERCd en el norte- dio de inhalación diaria de 3.6–6 μg de cadmio.[43] En áreas de centro de Sri Lanka es multifactorial, que implica a uno o más prevalencia de ERCd, en ausencia de la contaminación industrial agentes medioambientales y la posibilidad de una predisposición y del agua, los niveles significativos de cadmio en orina obser- genética en poblaciones vulnerables. Mientras que la causa defi- vados pueden sugerir que el hábito de fumar y los vegetales nitiva no se conozca, el peso de la evidencia sugiere que la expo- contaminados son factores responsables de bajos niveles de sición medioambiental es la clave. REFERENCIAS 1. Wanigasuriya K. Aetiological factors of chronic 10. Ministry of Health Care and Nutrition, Epide- editors. Evaluation of urinary biomarkers and kidney disease in the North Central Province of miology Unit (LK). Weekly Epidemiol Report environmental metal exposure in patients with Sri Lanka: a review of evidence to-date. J Coll [Internet]. 2009 Nov 28–Dec 4 [cited 2013 Dec chronic kidney disease of unknown aetiology 16];36(49). Disponible en: http://www.epid.gov from the North Central Province of Sri Lanka. Comm Physicians Sri Lanka. 2012;17(1):15–20. 2. Hittarage A. Chronic renal disease in North Cen- .lk/web/pdf/wer_2009/vol_36_no_49_english.pdf Proceedings of the 45th Annual Academic tral Province of Sri Lanka. Anuradhapura Med J. 11. Jayatilake N, Mendis S, Maheepala P, Mehta FR; Sessions; 2012; Ceylon College of Physi- 2004;2:3–5. CKDu National Research Project Team. Chronic cians, Sri Lanka. 3. Fernando P. History of Malaria and its control in kidney disease of uncertain aetiology: prevalen- 18. Athuraliya NT, Abeysekera TD, Amerasinghe Sri Lanka with emphasis on 50 years following ce and causative factors in a developing country. PH, Kumarasiri R, Bandara P, Karunaratne U, et the eradication attempt. WHO Sri Lanka health BMC Nephrol. 2013 Aug 27;14:180. al. Uncertain etiologies of proteinuric-chronic kid- repository. Geneva: World Health Organization; 12. Senevirathna L, Abeysekera T, Nanayakkara S, ney disease in rural Sri Lanka. Kidney Int. 2011 2009 Sep 16. Chandrajith R, Ratnatunga N, Harada KH, et al. Dec;80(11):1212–21. 4. Peiris JS, Amerasinghe FP, Amerasinghe PH, Risk factors associated with disease progres- 19. Wanigasuriya KP, Peiris-John RJ, Wickrema- Ratnayake CB, Karunaratne SH, Tsai TF. Japa- sion and mortality in chronic kidney disease of singhe R, Hittarage A. Chronic renal failure in nese encephalitis in Sri Lanka; the study of an uncertain etiology: a cohort study in Medawach- North Central Province of Sri Lanka: an environ- epidemic. Trans Royal Soc Trop Med Hyg. 1992 chiya, Sri Lanka. Environ Health Prev Med. 2012 mentally induced disease. Trans Royal Soc Trop May–Jun;86(3):307–13. May;17(3):191–8. Med Hyg. 2007 Oct;101(10):1013–7. 5. Dissanayake DM, Jayasekera JM, Ranasing- 13. Nanayakkara S, Senevirathna ST, Karunaratne 20. Peiris-John RJ, Wanigasuriya JK, Wickrema- he AV. Epidemiology of CKDu. Proceedings of U, Chandrajith R, Harada KH, Hitomi T, et al. Evi- singhe AR, Dissanayake WP, Hittarage A. Expo- the Research Symposium on Chronic Kidney dence of tubular damage in the very early stage sure to acetylcholinesterase-inhibiting pesticides Disease of Unknown Aetiology (CKDu). Lionel of chronic kidney disease of uncertain etiology in and chronic renal failure. Ceylon Med J. 2006 Memorial Auditorium; 2012; Wijerama House, the North Central Province of Sri Lanka: a cross- Mar;51(1):42–3. Colombo, Sri Lanka. sectional study. Environ Health Prev Med. 2012 21. Hope JH, Hope BE. A review of the diagno- 6. Athuraliya TN, Abeysekera DT, Amerasinghe Mar;17(2):109–17. sis and treatment of ochratoxin A inhalatio- PH, Kumarasiri PV, Dissanayake V. Prevalence 14. Wijetunge S, Ratnatunga NV, Abeysekera DT, nal exposure associated with human illness of chronic kidney disease in two tertiary care Wazil AW, Selvarajah M, Ratnatunga CN. Retros- and kidney disease including focal segmental hospitals: high proportion of cases with uncertain pective analysis of renal histology in asymptoma- glomerulosclerosis. J Environ Public Health. aetiology. Ceylon Med J. 2009 Mar;54(1):23–5. tic patients with probable chronic kidney disease 2012;2012:835059. Disponible en: http://dx.doi 7. Average annual rainfall in Sri Lanka 1961 to 1990 of unknown aetiology in Sri Lanka. Ceylon Med .org/10.1155/2012/835059 [Internet]. Los Angeles: The Sri Lanka Consulate; J. 2013 Dec;58(4):142–7. 22. Wanigasuriya KP, Peiris H, Ileperuma N, Peiris- [cited 2013 Dec 20]; [about 1 p.]. Disponible en: 15. Jayasekara JM, Dissanayake DM, Adhikari SB, John RJ, Wickremasinghe R. Could ochratoxin http://www.srilankaconsulatela.com/Rainfall.htm Bandara P. Geographical distribution of chronic A in food commodities be the cause of chronic 8. Department of Agriculture (LK). Agro-ecological kidney disease of unknown origin in North Cen- kidney disease in Sri Lanka? Trans Royal Soc map of Sri Lanka [Internet]. The Netherlands: tral Region of Sri Lanka. Ceylon Med J. 2013 Tropical Med Hyg. 2008 Jul;102(7):726–8. European Digital Archive of Soil Maps; c2013 Mar;58(1):6–10. 23. European Food Safety Authority [Internet]. Par- [cited 2013 Dec 20]. Disponible en: http:// 16. Dissananyake DM, Jayasekera JM, Ratnayake ma: European Food Safety Authority; c2014 eusoils.jrc.ec.europa.eu/esdb_archive/eudasm/ P, Wickramasinghe W, Radella YA. The Short [cited 2014 Jun 1]. Disponible en: http://www.efsa asia/maps/LK2001_CL.htm Term Effect of Cyanobacterial Toxin Extracts .europa.eu/en/aboutefsa.htm 9. Agriculture and Environmental Statistics Division on Mice Kidney. Proceedings of the Perade- 24. Desalegn B, Nanayakkara S, Harada KH, Hitomi (LK). Maha and Yala Seasons [Internet]. Colom- niya University Research Sessions; 2011 Nov T, Chandrajith R, Karunaratna U, et al. Mycotoxin bo: Department of Census of Statistics (LK); 24; Peradeniya (LK): University of Peradeniya detection in urine samples from patients with 2008 [cited 2013 Dec 16]. Disponible en: http:// (LK). p. 13. chronic kidney disease of uncertain etiology in www.statistics.gov.lk/agriculture/Paddy%20Sta 17. Wanigasuriya K, Ranasinghe P, Jayawardene Sri Lanka. Bull Environ Contam Toxicol. 2011 tistics/PaddyStats.htm I, Amarasiriwardena C, Wright RO, Vaidya V, Jul;87(1):6–10. MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014 Artículo de Revisión 25. Rymuszka A, Sierosławska A. The immunotoxic 35. Batuman V. Fifty years of Balkan endemic EL AUTOR and nephrotoxic influence of cyanotoxins to verte- nephropathy: daunting questions, elusive Kamani Wanigasuriya (autor para correspon- brates. Centr Eur J Immunol. 2009;34(2):129–36. answers. Kidney Int. 2006 Feb;69(4):644–6. dencia kamaniw@sltnet.lk), médico especialis- 26. Wanigasuriya KP, Peris-John RJ, Wickremasing- 36. De Broe ME. Chinese herbs nephropathy and ta en medicina interna, profesor de medicina, he R. Chronic kidney disease of unknown aetio- Balkan endemic nephropathy: toward a single logy in Sri Lanka: is cadmium a likely cause? entity, aristolochic acid nephropathy. Kidney Int. facultad de ciencias médicas y de ciencias de la BMC Nephrol. 2011 Jul 5;12:32. 2012 Mar;81(6):513–5. medicina, universidad de Sri Jayewardenepura, 27. Chandrajith R, Nanayakkara S, Itai K, Aturali- 37. Arlt VM, Pfohl-Leszkowicz A, Cosyns J, Sch- Gangodawilla, Nugegoda, Sri Lanka. ya TN, Dissanayake CB, Abeysekera T, et al. meiser HH. Analyses of DNA adducts formed by Chronic kidney diseases of uncertain etiology ochratoxin A and aristolochic acid in patients with (CKDue) in Sri Lanka: geographic distribu- Chinese herbs nephropathy. Mutat Res. 2001 Jul tion and environmental implications. Environ 25;494(1–2):143–50. Geochem Health. 2011 Jun;33(3):267–78. 38. Zager RA, Iwata M. Inorganic fluoride. Divergent 28. Chandrajith R, Dissanayake CB, Ariyarathna T, effects on human proximal tubular cell viability. Herath HM, Padmasiri JP. Dose-dependent Na and Am J Pathol. 1997 Feb;150(2):735–45. Ca in fluoride-rich drinking water—another major 39. Zhan XA, Wang M, Xu ZR, Li JX. Toxic effects cause of chronic renal failure in tropical arid regions. of fluoride on kidney function and histological Sci Total Environ. 2011 Jan 15;409(4):671–5. structure in young pigs. Fluoride. 2006 Jan– 29. Bandara JM, Wijewardena HV, Liyanege J, Upul Mar;39(1):22–6. MA, Bandara JM. Chronic renal failure in Sri 40. Kobayashi E, Suwazono Y, Dochi M, Honda R, Lanka caused by elevated dietary cadmium: tro- Kido T, Nakagawa H. Influence of drinking and/ jan horse of the green revolution. Toxicol Letters. or cooking with Jinzu River water on the develo- 2010 Sep 15;198(1):33–9. pment of Itai-itai disease. Biol Trace Elem Res. 30. United States Environment Protection Agency 2009 Summer;129(1–2):46–57. (USEPA). Basic information about cadmium in 41. Järup L, Hellström L, Alfvén T, Carlsson MD, drink water [Internet]. Washington, DC: United Grubb A, Persson B, et al. Low level expo- States Environment Protection Agency; [updated sure to cadmium and early kidney damage: 2013 Oct 13; cited 2014 Feb 2]; [about 3 screens]. the OSCAR study. Occup Environ Med. 2000 Disponible en: http://water.epa.gov/drink/ Oct;57(10):668–72. contaminants/basicinformation/cadmium.cfm 42. Ferraro PM, Costanzi S, Naticchia A, Sturniolo 31. Bandara JM, Senevirathna DM, Dasanayake A, Gambaro G. Low level exposure to cadmium DM, Herath V, Bandara JM, Abeysekara T, et increases the risk of chronic kidney disease: al. Chronic renal failure among farm families in analysis of the NHANES 1999-2006. BMC Pub cascade irrigation systems in Sri Lanka associa- Health. 2010 Jun 3;10:304. ted with elevated dietary cadmium levels in rice 43. Galazyn-Sidorczuk M, Brzóska MM, Moniuszko- and freshwater fish (Tilapia). Environ Geochem Jakoniuk J. Estimation of Polish cigarettes Health. 2008 Oct;30(5):465–78. contamination with cadmium and lead, and expo- Recibido: 1 de octubre, 2013 32. Ministry of Health (LK). Circular No. sure to these metals via smoking. Environ Monit Aprobado: 20 de abril, 2014 Epid/392/2008/25. Colombo (LK): Ministry of Assess. 2008 Feb;137(1–3):481–93. Declaración de conflicto de intereses: ninguno Health (LK); 2009 Feb 10. 44. Nordberg GF, Jin T, Wu X, Lu J, Chen L, Lei L, et 33. Zhang Qiu-Li, Rothenbacher D. Prevalence of chro- al. Prevalence of kidney dysfunction in humans nic kidney disease in population-based studies: sys- - relationship to cadmium dose, metallothionein, Citación sugerida: Wanigasuriya K. Actualización sobre tematic review. BMC Pub Health. 2008 Apr 11;8:117. immunological and metabolic factors. Biochimie. enfermedad renal crónica de etiología desconocida en 34. Neugarten J, Acharya A, Silbiger SR. Effect of 2009 Oct;91(10):1282–5. la zona seca norte-central de Sri Lanka. Traducido gender on the progression of non-diabetic renal 45. Hill AB. The environment and disease: associa- de MEDICC Rev. 2014 Apr;16(2):61–65. Disponible disease: a meta-analysis. J Am Soc Nephrol. tion or causation? Proc Royal Soc Med. 1965 en: http://www.medicc.org/mediccreview/index.php 2000 Feb;11(2):319–29. May;58(5):295–300. ?lang=es&id=356 MEDICC Review, traducción del N 2, Vol 16, abril 2014

Journal

MEDICC ReviewUnpaywall

Published: Jan 1, 2014

There are no references for this article.